Alberto Linero visitó UNICATÓLICA y habló sobre el poder de las decisiones

Lectio Inaugural con Alberto Linero - UNICATÓLICA
  • Fecha: febrero 25, 2020

Más de trescientas cincuenta personas de la Comunidad Universitaria tomaron una buena decisión: aceptar la invitación de la Vicerrectoría Pastoral de UNICATÓLICA para conocer, en palabras del reconocido exsacerdote católico, periodista, escritor, docente y conferencista internacional, Alberto José Linero Gómez, quien habló sobre la importancia que tienen las decisiones y las consecuencias que traen consigo para nuestra vida.

En el marco de la conferencia “El poder de las decisiones”, el pasado martes 19 de febrero en el Salón Múltiple de la Sede Meléndez, Linero, en entrevista con el Departamento de Comunicación y Divulgación Institucional nos contó cuáles son los aspectos que se deben tener en cuenta a la hora de decidir.

Departamento de Comunicación y Divulgación Institucional (DCDI): ¿Cómo lo llamo, Alberto, señor Linero…?

Alberto Linero (AL): Yo me llamo Alberto José linero Gómez, me llamo Alberto José desde dos meses antes de nacer, entonces, me fascina que me diga mi nombre; Alberto José.

DCDI: Alberto, ¿en qué momento usted decide que parte de ese propósito de vida que tiene es transformar vidas a través de las conferencias?

AL: He entendido mi vida siempre como un ejercicio de servicio. Mi amor por Jesús de Nazaret, mi entusiasmo por su propuesta de vida, mi asumir sus opciones existenciales me llevó a entender mi vida como un servicio, como un estar en favor de los otros, en favor de los más vulnerables, en favor de aquellos que quieren una palabra y necesitan una palabra para seguir adelante, de todos los seres humanos, eso me hace vivir el ministerio presbiteral, el cual ejercí por 25 años, luego entiendo que mi vida está en función de otras opciones, pero continuó sirviendo; lo hago a través de la conferencias, lo hago en la universidad, lo hago a través de seguir escribiendo y lo hago a través de los medios de comunicación, siempre pensando en el servicio.

DCDI: ¿Qué tanto definitivamente le ha aportado a su propio crecimiento personal el poder inspirar a otros seres humanos?

AL: Es que realmente cuando uno da, recibe entonces. Dar y recibir no son dos acciones separadas como nuestra metodología de análisis nos hace creer. Cuando yo me pongo frente a un público y comparto en voz alta mis reflexiones, mis conclusiones, mis búsquedas personales, también recibo, también termino siendo un mejor ser humano, es decir, si aceptó la metáfora tuya de que yo inspiró personas, cuando estoy frente a ellas, esas personas también me inspiran a mí. Siempre, la relación con el otro me hace entender quién soy, de eso Martin Buber tiene razón, definitivamente ‘solo sé quién soy yo cuando descubro al otro’.

En estos días, leyendo a Chimamanda Ngozi me impresionó que ella decía -esta escritora nigeriana tan de moda en la literatura de hoy-, ella decía que entendió que era negra en Estados Unidos, que en Nigeria nunca supo que era negra, porque todos eran como ella, verdad, cuando viene a Estados Unidos y se encuentra con que ¡ah!.. entonces sabe quién es ella, ¡pues claro!, es que así es la vida; uno puede saber quién es uno cuando está frente al otro y ese estar frente al otro a mí me hace ser cada día mejor ser humano.

DCDI: ¿Cuál es la mayor inspiración de Alberto José para tener el don de la palabra?

AL: Primero, tengo que decir que me inspira la cotidianidad. Yo quiero vivir en serio, yo quiero vivir a propósito, yo creo que el diario vivir es fuente de mucha significación y que, si uno es capaz de trascender las situaciones que tiene, uno ahí encuentra material suficiente; dos, yo tengo que decir que he hablado desde niño, verdad, yo, usando términos muy costeños, digo que desde muy peladito fui muy carretillero, que desde muy peladito fui capaz de compartir temas con los otros. Mi abuela me enseñó a relatar muy, muy niño, mi abuela narraba muy bien, era una muy buena narradora oral y yo aprendí rápidamente, si tú me preguntas desde cuándo me doy cuenta yo que puedo hablar y que puedo compartir y que puedo conectar con la gente, yo te diría que desde siempre. Yo imagino que, atendiendo a Gardner, a Howard Gardner, mi inteligencia interpersonal debe ser muy alta, porque logro conectar fácilmente con la gente. Yo recuerdo una conferencia que di, en mi mal  francés, en Montreal, yo decía…mi francés es muy regular, y en Montreal pude conectar rápidamente con la gente, con los jóvenes, unos pelados de décimo, creo, y yo decía ¡por Dios!, del colegio San Juan Eudes, de allá de Montreal, en Canadá, y rápidamente conecté, lo cual significa que mi inteligencia interpersonal debe ser alta, digo yo, pues, no lo he analizado y no lo digo con orgullo, sino, lo digo como una constatación de la vida y; tercero, yo me he preparado, es decir, a mí me gustan los buenos oradores, he leído muchos oradores, he visto muchos oradores, ensayo mucho, aprendí técnicas, esto tampoco es una vaina, ¡tú sabes!, yo creo que a habido un ejercicio de formación.

DCDI: Hablando propiamente de la conferencia de hoy, ¿cuáles son sus principios o qué aspectos se deben tener en cuenta para tomar una buena decisión?

AL: Lo primero es entender que la vida es la colección de decisiones que tú tienes, es lo primero que hay que tener claro; qué es la vida… la colección de decisiones que uno tiene. Tú hoy estás aquí por todas las decisiones que has tomado. ¿Tu presente qué es? el resumen de todas las decisiones del ayer, entonces, lo primero es tener claro que decidir es muy importante, porque tu futuro depende de las decisiones que tomes. De acuerdo, luego entonces ¡ojo! cuáles son tus decisiones, qué calidad tienen tus decisiones, porque tú me dices cómo decides y yo te digo cómo vas a vivir mañana. Eso es lo primero, lo segundo, entender que las decisiones suponen una renuncia es una de las vainas más complejas; decidir es renunciar. Tú tienes cinco posibilidades, eliges una, renunciaste a cuatro y, dolorosamente, en el mundo de hoy uno quiere tenerlo todo y vivimos en una sociedad donde a la gente le han hecho creer que lo puede tener todo y no es verdad, eso es mentira, ojalá para la crianza tengan claro esto; uno no lo tiene todo en la vida, uno siempre elige y obtiene unas cosas y deja de tener otras.

Facundo Cabral lo decía con una frase hermosa, decía: “mano ocupada, mano perdida”. Claro, porque si ya tienes una cosa, ya esa misma mano no sirve para coger otra. Entonces eso es lo segundo, y lo tercero, es que toda decisión trae consecuencias; uno, la vida es una suma de decisiones; dos, decidir implica renunciar; y tres, decidir implica enfrentar situaciones. Te lo voy a dejar en una frase: “si te sorprenden las consecuencias de tus decisiones, fue que planeaste mal”. Lo normal es que las consecuencias que se me generan tú digas “estaban en el marco, era posible que me pasarán, lo había pensado, si tú dices ¿oh!, ¡oh! no sabía, entonces pensaste mal, planeaste mal, lo improvisaste, y si improvisas, te va mal.

DCDI: ¿Cómo puede definitivamente cambiar la vida de las personas aprendiendo a tomar decisiones?

AL: Teniendo claro que un sí o un no hacen un universo. Mira, cuando tu esposa te propuso matrimonio y tú le dijiste y tú le dijiste sí -porque espero que ella haya sido la que te lo haya propuesto- y tú le dijiste sí, ya eso da un mundo distinto, cuando decidiste entrar a la universidad a estudiar esto y no otra cosa, ya eso cambió un mundo, entonces, yo creo que si tú te das cuenta del poder transformador que tienen las decisiones, tú eres capaz de tomar decisiones y la vida es nueva, a mí me acaba de pasar. Yo entré al seminario los 16 años, viví 33 años allí; 8 años de formación y 25 de ejercicio ministerial, a los 49 comienzo a sentir en mi relación con Dios, en mi búsqueda espiritual, comienzo a darme cuenta de que hay algunas cosas que no comparto, algunas dinámicas, algunas lógicas que ya no son mías y que necesito en Dios renovarme, dejar que el espíritu me renueve, eso implicó tomar una decisión y eso hizo que mi vida fuera totalmente diferente. Hoy mi vida, aunque en los ejes fundamentales es lo mismo, los matices son bien distintos, y esa es la prueba de que las decisiones reinventan, de que, si uno decide, se reinventa.

DCDI: ¿En estos 25 años de servicio de Alberto José ¿cuál ha sido la mayor anécdota que ha tenido, por ejemplo, dictando conferencias?

AL: ¡Ah no! yo he tenido todo tipo, mi anecdotario son como diez volúmenes. Yo me podría pasar aquí toda la entrevista compartiendo contigo anécdotas, pero anécdotas que me transformen, ven y te cuento una bacana.

Yo estoy en Cartagena, tipo nueve de la noche, estoy conferenciando, fuerte, es una comunidad muy vulnerable, muy pobre, de ambiente peligroso, verdad, di tú aquí un Terrón Colorado, alguna cosa así, un lugar difícil y yo estoy dando mi conferencia, y de pronto, de dentro de la gente emerge un negro grande, alto, fornido, malacaroso, que si tú lo ves en la calle tú dices “este tipo me va a atracar”. Y el man se viene abriendo gente, así, con mucha ira, y viene caminando hacia dónde mí, yo alcanzó a verle los brazos y más o menos son como unos canaletes, de esos grandes, yo le veo los músculos ¡por Dios! este tipo parece Thor, es más, busqué a ver si tenía el martillo en la mano, venía muy fuerte, venía a agredirme ¡guau! y yo miro hacia el lado, no tengo como correr, porque la gente está ahí, miro hacia allá y no tengo como correr, y yo digo “lo que Dios quiera”, no hay nada más nada que hacer. Yo sigo conferenciando, sigo hablando, hasta que él llega muy cerca y me dice: ¡Ey, Linero!, yo le digo.. dime.. “Tú eres un bacán, tú eres un bárbaro, tú eres un fitness, tú eres de los míos”… y se va. Y yo ese día aprendí, no sé cuántas lecciones, treinta lecciones. Anécdotas podría contar muchas más.

DCDI: Finalmente, ¿cuál sería ese mensaje de vida que usted le regala a la comunidad UNICATÓLICA?

AL: Amigos de UNICATÓLICA, yo los invito a vivir auténticamente, yo los invito a vivir con pasión, emocionados de lo que hacen y yo los invito a vivir en serio. Si eres estudiante, te invito a dar lo mejor de ti. En la educación está el trampolín que necesitamos para movilizarnos socialmente. Si eres de los administrativos, ¡oye! no olvides que lo que haces contribuye a que tengamos una mejor ciudad y un mejor país, y si tú eres de los colaboradores, te invito a que des todo de ti, con alegría y con gozo, de eso se trata siempre.

Ver galería de fotos

Compartir:

Agosto

05JunDepende de la programación26AgoExamen Saber Pro TyTTÉCNICOS, TECNÓLOGOS Y PROFESIONALES

10AgoDepende de la programación13DestacadoInducción Estudiantes 2020-2Vive tu U Organiza: Permanencia Estudiantil

18Ago5:00 p.m.7:00 p.m.Foro Identidad UNICATÓLICA Organiza: Observatorio de Dignidad Humana

20Ago4:30 p.m.5:45 p.m.Educación / PandemiaUNICATÓLICA frente a los retos de la pandemia Organiza: Observatorio de Dignidad Humana

Otras noticias

Iniciar chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En qué podemos ayudarte?
X