Estrategias competitivas en el entorno laboral

Estrategia Competitivas Laborales
  • Fecha: noviembre 18, 2020

Por: Departamento de Egresados

El entorno laboral es un escenario complejo, donde pueden surgir dudas e interrogantes frente a cómo conseguir un empleo, cómo mantenerlo, cómo demostrar que se es más competitivo, cómo ascender en una empresa y cómo contribuir a la cultura corporativa, entre otros. Para dar respuesta a lo anterior, es necesario organizar y planear estrategias que contribuyan y faciliten los objetivos personales y profesionales.

El Departamento de Egresados busca seguir aportando al desarrollo profesional y gestión del talento de los egresados de UNICATÓLICA, es por ello que desarrolló el “Taller Estrategias competitivas en el entorno laboral”, a cargo de la directora del Departamento, Olga Lucía Ocampo, y cuyo objetivo fue brindar las herramientas necesarias para generar estrategias que le permitan al egresado destacarse y aprovechar su propio potencial en la organización en la que se encuentre.

Para iniciar, se debe tener en cuenta que “entorno laboral” es un término amplio que abarca desde la cultura organizacional, las relaciones interpersonales y el buen ambiente laboral hasta el cumplimiento de las funciones de las personas que hacen parte de un equipo de trabajo. Dentro de este, se tiene como expectativa encontrarse con un escenario en el que exista una asertividad entre todos los que hacen parte del mismo. Sin embargo, en muchas ocasiones, esto no es más que un ideal, puesto que hay algunos escenarios que no son tan asertivos como se espera. Es por ello que, como profesionales, se debe buscar un balance entre aquello positivo y negativo que se halle en el entorno laboral y permita el crecimiento y desarrollo profesional del individuo.

Componentes del entorno laboral

El entorno laboral está compuesto por varios elementos que influyen en el aprovechamiento y desarrollo de oportunidades de mejora y estrategias competitivas.

  • Ambiente físico de trabajo: son las condiciones con las que se cuenta en el escenario laboral. Corresponde a aquello que es proporcionado por la empresa, como la infraestructura, iluminación, seguridad y salud en el trabajo, entre otros.
  • Entorno psicosocial: son aquellas condiciones o situaciones que afectan la salud mental del individuo, como la magnitud del trabajo, carga laboral, acoso laboral, cultura organizacional, etc. Este entorno influye y afecta a un nivel mayor que el anterior, por lo que es fundamental garantizar un buen entorno psicosocial dentro de una organización.
  • Recursos personales en el trabajo: este elemento corresponde al yode cada individuo, es decir, aquello que puede generar crecimiento y mejora. Las oportunidades, la flexibilidad, el plan carrera, los proyectos y todo aquello hasta donde la empresa permita ser y crecer, son aquellas características que son ofrecidas al empleado, a fin de que pueda retarse a sí mismo y, a la vez, aportar a la organización.
  • Participación de la organización en la comunidad: esta característica hace referencia al impacto que tiene la organización, su responsabilidad social, la imagen que ha construido y todo aquello que planea, propone y gestiona con la comunidad externa a la misma.

Construcción de una estrategia poderosa en el entorno laboral

Para iniciar, se debe tener en cuenta que para dicha construcción hay que centrarse en el componente Recursos personales en el trabajo, mencionado anteriormente, puesto que estos son moldeables. Es decir, dichos recursos se pueden cambiar, modificar y potenciar, teniendo un mayor impacto en el individuo y la empresa. De igual manera, se deben tener en cuenta los conocimientos, habilidades, ideas, actitudes, pensamientos y experiencias personales para evaluar estos recursos y lograr implementarlos en el desarrollo profesional.
Para generar una estrategia es necesario realizar un proceso de autoconocimiento y reconocimiento en el que logren identificarse las cualidades, recursos y aptitudes que el individuo posee, ello requiere de una introspección, en donde logre encontrarse con todo aquello que se tiene en mente, permitiendo reconocerse a sí mismo como una persona valiosa, competitiva y reconocer todas aquellas oportunidades de mejora, para enfocar todo el esfuerzo en aquello que se desea construir. No obstante, es necesario reconocer cuáles son los paradigmas y creencias que pueden debilitar el yo interior y, además, condicionan e impiden lograr los objetivos que se propongan. 

El reto para desarrollar la estrategia

Ocampo define ocho puntos que cada persona debe imponerse para generar una nueva estrategia de forma efectiva.

  1. Ser resiliente: tener la capacidad de adaptarse a una situación adversa y sacar provecho de la misma. En el entorno laboral, existen momentos en los que las relaciones interpersonales o el clima organizacional no se encuentran en su mejor momento y el individuo debe propender a adaptarse y verlo de la mejor manera, sin contribuir a estas dificultades si no buscando mejorar las mismas.
  2. Innovar y pensar diferentes: salir de la zona de confort y no encasillarse en que las cosas deben realizarse de cierta manera, sino buscar y alimentarse de contenidos que permitan desarrollar nuevas ideas. Explorar la creatividad y la innovación corresponde a una parte esencial de cualquier proyecto de vida.
  3. Asertividad en la comunicación: la comunicación influye en todas las esferas sociales, es por ello que ser asertivo juega un rol importante, ya que a través de esta es posible persuadir al otro. Esto no solo se logra desde la comunicación verbal, sino también desde la no verbal, de ahí que los gestos tengan gran importancia al momento de interactuar con otros.
  4. Desafiar barreras: consiste en buscar nuevos retos y desafiarse a hacer cosas nuevas, que hagan que la persona renueve sus creencias e ideologías. No necesariamente debe hacerse cuando sucede algo negativo, sino desafiar las barreras mentales o las que hayan dentro de una organización.
  5. Redes de contacto: establecer un contacto estratégico con los grupos de trabajo y con personas externas, ya que en la actualidad el conocer a personas de diferentes esferas permite que se construya una red de relaciones diversa que pueden ser útiles en algún momento de la vida laboral o personal.
  6. Proponer: tener iniciativa y determinación para proponer nuevas ideas, nuevos caminos o nuevos proyectos, ya que una actitud propositiva permite que otros noten y valoren las capacidades con las que cuenta la persona, así como proyectar una mejor imagen. En el mundo laboral, permite demostrar de qué se es capaz.
  7. Moverse rápido: este hace referencia a los conocimientos, las experiencias, la formación, entre otros. Seguir fortaleciendo las habilidades y competencias es parte fundamental para la creación de estas estrategias competitivas.
  8. Liderazgo inclusivo: este se da desde la participación y la interacción, incluyendo al otro a hacer parte de los diferentes espacios. Ser líder no implica necesariamente ser jefe, sino que se puede liderar desde cualquier cargo o posición laboral. Este liderazgo es una capacidad que puede ser desarrollada a través del diálogo interpersonal, siendo participativo y teniendo mayor interacción en los diferentes grupos de los que se hace parte.

Identificar y gestionar las capacidades, habilidades y fortalezas propias a fin de potenciarlas es, en conclusión, la base para crear una o más estrategias que permitan competir y sobresalir en el entorno laboral en el cual se desarrolla. Cada individuo debe reconocer aquello que le diferencia y desarrollarlo a fin de empoderarse y ser capaces de cumplir los objetivos trazados.

Compartir:

Enero

No Events

Otras noticias

Iniciar chat
1
¿Necesitas ayuda?
Chat UNICATÓLICA
Hola
Te damos la bienvenida al chat en línea de MERCADEO UNICATÓLICA. Al continuar estarás aceptando que tu datos sean tratados de acuerdo a nuestra directriz de tratamiento de datos personales.
X