Hábitos financieros, el camino hacia el éxito económico

Hábitos financieros - Clave de éxito
  • Fecha: junio 3, 2022

La inteligencia financiera es la habilidad de saber administrar la economía y la capacidad de resolver inconvenientes relacionados a esta. Es por eso que Robert Kiyosaki, el gurú del IQ financiero y autor del libro ‘Padre rico, padre pobre’, afirma que “los problemas de dinero no se resuelven con dinero sino con inteligencia financiera”.

Bajo esta mirada, el pasado mes de abril la Oficina de Egresados de UNICATÓLICA, junto a Mario Satizabal, líder consultor de la empresa Making Consultoría, llevaron a cabo el taller ‘Hábitos Financieros’, un espacio dedicado a la comunidad universitaria para analizar y reflexionar en torno al cuidado y la organización del dinero.

Durante la jornada, se tocaron tres temáticas importantes relacionadas al tema: en primera instancia, se habló de la necesidad de saber identificar los hábitos positivos o negativos que las personas adoptan con respecto a esto ya que, como asegura Satizabal: “tú eres tus hábitos y ellos crean tu futuro”.

Por eso, se deben tener en cuenta los siguientes cinco hábitos positivos:

  1. Tener responsabilidad y madurez (el niño pide y gasta mientras el adulto se educa, presupuesta y ahorra o invierte).
  2. Tener control sobre las emociones y el dinero.
  3. Cambiar la deuda por ahorro o inversión, recompensa el futuro.
  4. Gastar inteligentemente.
  5. Afrontar las crisis preparándose para cuando lleguen, es decir, crear una cultura preventiva de ahorro.

Si bien, están los positivos, también es importante resaltar los hábitos financieros negativos para poder identificarlos. Estos son:

  1. “Lo quiero ya”: querer todo de forma inmediata o sentir, de forma constante, una necesidad de comprar algo.
  2. “El dinero resulta de alguna parte”: hay incertidumbre, pero igual existe plena confianza en que, en algún momento, habrá dinero, así que la persona gasta sin saber de dónde lo sacará después.
  3. “Hoy en día, ¿quién paga a tiempo?”: la cultura del “no pago” está muy normalizada, al igual que otras prácticas irresponsables. Esto hace que no se madure financieramente.
  4. “Ahora no me voy a preocupar por eso”: aplazar responsabilidades hará que, en un momento dado, todas las tareas se acumulen.
  5. “Si tengo dinero en el bolsillo, entonces lo puedo gastar”: sentimiento de falsa abundancia, confiarse de que hay recursos económicos ilimitados.

En segunda instancia, en el taller se realizó un análisis sobre de lo que se debe hacer con el dinero: cómo se invierte, cómo se gasta, entre otras cuestiones, dando como respuesta que el dinero debe gastarse, ahorrase e invertirse.

  • Gastos: los gastos básicos no deben superar el 50% de nuestros ingresos y las deudas no deben superar el 30%.
  • Deudas: existen varios tipos, entre ellos están las expansivas, que se refiere a todas aquellas que se hacen con el fin de hacer una inversión como por ejemplo, la compra de una vivienda, estudios o emprendimiento. Así mismo, están las destructivas, que son las que se adquieren y no generan rentabilidad como fiestas, compras o recreación; y las destructivas no controladas, que hacen que todo se pierda porque no va a haber dinero para pagar.

Bajo este sentido, Satizabal expuso el concepto de “gastos hormiga”, entendidos como innecesarios, por ejemplo, comprar almuerzo o ir a una cita médica en transporte público o privado. Para evitar esos gastos se deben hacer proyecciones para calcular el valor que se está invirtiendo en ellos y saber cómo se pueden reducir.

  1. Control sobre el porte de dinero: evita el impulso sobre el gasto.
  2. Control sobre la plata suelta: genera una cultura de ahorro.
  3. Presupuesto: monitoreo para tomar decisiones, revisar cuánto se recibe y cuánto se gasta.

En la tercera parte de taller, se dialogó sobre el ahorro y las razones para practicarlo. Entre esas razones están el estudio, las enfermedades, los imprevistos, los daños del hogar, el desempleo, los gastos escolares adicionales, las vacaciones o la vivienda.

Por otra parte, la inversión también es un tema relevante a la hora de hablar de hábitos financieros. Se entiende como la acción de dedicar dinero para tener un beneficio o retorno, para eso se deben tener en cuenta los siguientes puntos:

  1. Invierta lo que está dispuesto a perder.
  2. No ponga toda su inversión en un mismo lugar.
  3. Verifique el comportamiento histórico de la inversión.

Así mismo, hay que tener claro dónde se va a invertir:

  1. Complementos pensionales.
  2. Compra de vivienda.
  3. Fondos de inversión colectivos.
  4. Recomendaciones para invertir.
  5. No invertir por moda y siempre controlar las emociones.

Así que, cuando se trate de temas financieros, recuerda a Kiyosaki y su teoría de que la inteligencia financiera comienza con la formación, es decir, hay que estar en constante trabajo y fortalecimiento de la misma.

Por: Ana Sofía Bedoya

Compartir:

Julio

23AbrDepende de la programación29OctJornada de Entrenamiento Prematrimonial(Depende de la programación) Organiza: Instituto para la Familia

24MayDepende de la programación21JulPruebas Saber TyT 2022-2TÉCNICOS, TECNÓLOGOS Y PROFESIONALES(Depende de la programación) Organiza: Calidad Académica

Otras noticias

Iniciar chat
1
¿Necesitas ayuda?
Chat UNICATÓLICA
Hola
Te damos la bienvenida al chat en línea de MERCADEO UNICATÓLICA. Al continuar estarás aceptando que tu datos sean tratados de acuerdo a nuestra directriz de tratamiento de datos personales.
X