Comunicación asertiva, la clave para un buen relacionamiento

Comunicación Asertiva
  • Fecha: octubre 27, 2020

Departamento de Egresados

La comunicación no consiste únicamente en el acto de hablar, también incluye aquella que no es verbal y se manifiesta a través de los gestos, los ojos, la tonalidad de la voz, la postura, la actitud, todo esto y lo que se utiliza del entorno, comunica. Toda comunicación que sea eficaz, tiene el propósito de asumir la responsabilidad de la interpretación del otro, de ahí la importancia de ser responsable y consciente con la interpretación que pueden tener las otras personas del mensaje transmitido.

Diana Marcela DíazBajo esta premisa, Diana Marcela Díaz, psicóloga del Departamento de Egresados, realizó un taller de comunicación asertiva dirigido a la comunidad universitaria, donde advirtió que se deben tener en cuenta esas consideraciones ya que, al no hacerlo, se puede caer en el error de decir: “Lo que se entendió, se entendió” o “No voy a repetir”.

Hay que partir del hecho de que el ser humano es subjetivo. Cualquier palabra o expresión puede ser interpretada por el receptor de una forma diferente a la del emisor.  Por ende, se recomienda validar si la otra persona entendió el mensaje correctamente mediante la retroalimentación del mismo.

La comunicación es esencial para la convivencia, y no orientarla de una forma correcta puede incidir en problemas a nivel personal, familiar, de pareja e incluso laboral. Cada persona tiene diferentes patrones de conducta, es por ello que se considera importante comprender los tipos de comunicación que existen, sus causas, características y paradigmas, asimismo, tener consciencia de cuál es el tipo de comunicación que predomina en la persona.

Comunicación agresiva. Predomina en una persona cuando:

  • Culpa a otros cuando algo no sale como se espera.
  • Termina las discusiones gritando.
  • Insulta o humilla a otros de forma pública o privada.
  • Constantemente se involucra en las decisiones de los demás.
  • Existe dificultad para gestionar las emociones.
  • Se comunica de forma impulsiva.
  • No escucha al otro, la opinión del otro no tiene valor, ya que siempre se tiene que hacer lo que diga, refuta.
  • Puede llegar a pasar a la agresión física.

Las principales causas de este tipo de comunicación se deben a patrones de crianza, baja autoestima, impaciencia y un contexto agresivo de desarrollo. La comunicación agresiva se enfoca en la persona y no en el problema, siendo destructiva y creando barreras entre los interlocutores. Tiene grandes desventajas en la persona tales como postergar problemas o no darles un cierre, deteriorar las relaciones interpersonales, crear baja autoestima y generalmente incomoda a otras personas, ocasionando el rechazo.

Comunicación pasiva. Las personas que tienen este tipo de comunicación se caracterizan por:

  • No logran ser firmes, se dejan influenciar por las decisiones de otros.
  • Prefieren que otros elijan por ellos.
  • No suelen manifestar sus sentimientos, puntos de vista, necesidades.
  • Evitan el contacto visual, muestran una postura encorvada.
  • Evitan la confrontación y comunicación directa.
  • Suelen escuchar a los demás, pero no a sí mismos.
  • Pensar que otros tienen más derechos.

Las causas más comunes de la comunicación pasiva son la baja autoestima, el entorno y la crianza. Presenta grandes desventajas para la persona, como no ser tenida en cuenta en las decisiones, sentimientos de incomprensión, manipulación, culpa, tristeza, desarrollo de trastornos psicosomáticos por no expresar sentimientos, estallidos de molestia y problemas que se postergan o no tienen un cierre.

Comunicación asertiva. Este tipo de comunicación es una expresión consciente de sentimientos, ideas, deseos, creencias, derechos, opiniones siendo coherente, claro, honesto, respetuoso y empático. Poseer este tipo de comunicación implica:

  • Defender las opiniones y derechos de forma respetuosa, honesta y directa.
  • No suponer, pedir las cosas o preguntar.
  • Escuchar a los demás de forma activa.
  • Ser empático.

La comunicación asertiva cuenta con dos componentes importantes; la oposición asertiva, en la cual la persona tiene la oportunidad de expresar, de forma adecuada, que no está de acuerdo con determinada situación, y la aceptación asertiva, que es la capacidad de reconocer en el otro sus fortalezas, brindar ayuda y hacerle saber lo que se piensa.

Mejorar la comprensión que se tiene de sí mismo, tener más confianza y seguridad, estar en la búsqueda de solucionar problemas, reconocer los errores y hacer cambios de pensamiento y conducta, identificar y respetar los derechos de otros, ser consciente y trabajar en el bienestar psicológico, romper paradigmas destructivos y procurar establecer acuerdos exitosos, son algunas de las ventajas de este tipo de comunicación.

Para la psicóloga Díaz, “Muchas personas piensan durante toda su vida que hay una sola forma de hacer las cosas, en este caso de comunicarse, y que no pueden existir cambios ni transformaciones en su comunicación”, sin embargo, esta perspectiva puede cambiar si se trabaja individualmente en este aspecto, de manera que se pueda contribuir en el análisis consciente de sí mismos, para evaluar y hacer los correctivos necesarios. Y usted, ¿con cuál tipo de comunicación se identifica?

 

Compartir:

Enero

No Events

Otras noticias

Iniciar chat
1
¿Necesitas ayuda?
Chat UNICATÓLICA
Hola
Te damos la bienvenida al chat en línea de MERCADEO UNICATÓLICA. Al continuar estarás aceptando que tu datos sean tratados de acuerdo a nuestra directriz de tratamiento de datos personales.
X